El sacramento de la Confirmación junto con el Bautismo y la Eucaristía, es uno de los tres sacramentos de iniciación Cristiana.

Catequesis del Papa Francisco sobre el sacramento de Confirmación.

Por el sacramento de la Confirmación, el bautizado recibe el mismo Espíritu Santo que descendió sobre los Apóstoles el día de Pentecostés. La fuerza del Espíritu Santo impulsó a los Apóstoles a salir sin miedo a proclamar el Evangelio a todo el mundo.

El efecto del sacramento de la Confirmación es la donación especial del Espíritu Santo que fuera derramada sobre los Apóstoles el día de Pentecostés. El sacramento de la Confirmación le confiere al bautizado los siete dones del Espíritu Santo, a saber: sabiduría, inteligencia, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor de Dios. Estos dones pertenecen en su plenitud a Cristo, hijo de David. Los mismos completan y perfeccionan las virtudes en aquellos que los reciben. Se entregan para fructificar en la santificación de cada cristiano, para el bien de todos. Los doce frutos del Espíritu Santo son: caridad, gozo, paz, paciencia, perseverancia, bondad, generosidad, mansedumbre, fidelidad, modestia, continencia y castidad.

Todo bautizado que aún no ha sido confirmado puede y debe recibir el sacramento de la Confirmación, que completa la gracia bautismal. A través del sacramente de la Confirmación, el bautizado creyente se une más a Cristo y a la Iglesia, luego se encuentra más dispuesto a compartir y defender la fe con sus acciones y obras.

Debido a que el Bautismo, la Confirmación y la Eucaristía forman una unidad, la Confirmación debe ser recibida a una edad y en un tiempo adecuados. La Confirmación le permite al bautizado alcanzar la madurez espiritual ya que sin la Confirmación y la Eucaristía, aún existiendo un Bautismo válido y eficaz, la iniciación del cristiano queda incompleta.

El ministro ordinario del sacramento de la Confirmación es el obispo. En circunstancias normales es él quien administra el sacramento a la persona bautizada. El sacerdote es el ministro extraordinario, celebra el sacramento de la Confirmación teniendo la adecuada delegación del Obispo o en situaciones extraordinarias como el caso de peligro de muerte o muerte inminente.

Los católicos que han sido bautizados de niños, generalmente reciben el sacramento de la Confirmación alrededor de los doce años de edad. Aquellos que reciben el Bautismo siendo adultos reciben los tres sacramentos de iniciación conjuntamente, típicamente durante la celebración de Vigilia en Pascua de Resurrección.

 

Para recibir el sacramento de Confirmación en la Iglesia Católica de St. Patrick

Si Ud. es Católico adulto y fue bautizado de niño pero no ha recibido el sacramento de la Confirmación o si fue bautizado en otra confesión cristiana y quiere ser Católico, lo alentamos a que se inscriba en las clases de RCIA (Rite of Christian Initiation of Adults- Iniciación cristiana de adultos) para prepararse a recibir el sacramento de la Confirmación. Las clases comienzan cada año a principios de septiembre y finalizan durante el tiempo Pascual. Los inscriptos se reúnen semanalmente durante aproximadamente nueve meses para recibir formación catequética antes de recibir el sacramento.

Si es adulto no bautizado y se está preparando para recibir el Bautismo, recibirá los tres sacramentos de iniciación conjuntamente en el momento del Bautismo. Comúnmente, estas personas pasan por un período de discernimiento y preparación que toma alrededor de un año y se llama Catecumenado el cual incluye la participación en clases una vez a la semana. Debe inscribirse en las clases de RCIA para recibir instrucción acerca del significado de los sacramentos y conocer más de nuestra hermosa fe Católica.

Los niños, normalmente, reciben preparación para recibir el sacramento de la Confirmación a través del programa CCD, también conocido como clases de Catecismo. Los alumnos de la Escuela Católica de St. Patrick se preparan para recibir la Confirmación como parte del programa de formación religiosa dentro del curriculum de la escuela.

Si tuviera cualquier pregunta o requiriera mayor información, por favor llame a nuestra oficina parroquial (305) 531-1124.